Atención al cliente 644 313 904
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Spanish Catalan English Portuguese

The Fab Sex Blog

Blog de temática sexual y juguetes eróticos. También es un consultorio sexual. Si tienes alguna duda en tu relación sexual de pareja puedes escribirnos a: thefabsex@gmail.com

Publicado por en en Juguetes Eróticos
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1348
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

Las bolas chinas: salud, sexo y amor.

Las bolas chinas son uno de los productos estrella dentro de los juguetes eróticos. Aunque en los últimos años su uso se ha popularizado gracias a la recomendación que de ellas hacen los ginecólogos, todavía son muchas las preguntas que se presentan cuando decidimos utilizarlas. Para despejaros las dudas sobre las mismas, hemos decidido inaugurar este blog con un post que esperamos os sea de utilidad. 

Un poco de historia sobre las bolas chinas...

Aunque la historia de las bolas chinas es algo incierta, se sabe que son originales de Japón, donde se empezaron a utilizar alrededor del 500 d.C. Cuenta la leyenda que fueron diseñadas para un emperador de insaciable apetito sexual, cuyas concubinas utilizaban para sus encuentros amatorios. Como permitían un control sobre la vagina fueron uno de los objetos más utilizados por las Geishas para satisfacer a sus amantes. Su función principal era dar placer al hombre durante la relación sexual, pero poco después las mujeres se dieron cuenta de que podían ser usadas para alcanzar el clímax con su sutil tintineo. 

En toda Asia, desde Tailandia hasta China, las féminas comenzaron a usarlas para llegar al orgasmo en el coito o para los juegos preliminares. Como se extendió tanto su utilización, se fueron mejorando para que su extracción fuera más cómoda y pasaron a unirse por un hilito. 

b2ap3_thumbnail_cuidadoysalud.jpg

Fuente: www.cultural-china.com

Una de las primeras crónicas hechas por un occidental sobre este peculiar juguete sexual fue la realizada por el popular viajero inglés Ralph Fitch, famoso por explorar Mesopotamia y la India. Poco después, una exploración italiana en Tailandia descubrió que los hombres las utilizaban para alargar su miembro viril, algo que resultaba doloroso y que en la actualidad no se realiza. 

¿Qué son las bolas chinas?

Las bolas chinas son unas pequeñas bolas de metal o plástico huecas por dentro. En su interior llevan una pequeña bola cuyo balanceo crea una vibración continua. Aunque esta vibración sumada al movimiento de la mujer puede producir una sensación de placer, todo depende de la sensibilidad de quien las porta, pues las hay que sienten orgasmos verdaderamente intensos y otras que no sienten absolutamente nada. 

Pero, ¿para qué sirven exactamente?

Las bolas chinas inciden principalmente en la musculatura pélvica. Al igual que cualquier otra estructura muscular, la vagina debe ser ejercitada para mantenerla en forma y para prevenir las problemáticas que surgen con la edad o después de un parto. Su principal función es mantener esta musculatura vaginal en forma para:

  • Disfrutar más es la relación sexual con la pareja provocándole un placer mayor: al contraer y relajar los músculos de las paredes vaginales, el hombre siente una sensación increíble, pues el miembro se encuentra más apretado. Esto no es solo placentero para ellos sino también para ellas, que sentirán orgasmos más intensos. Con las bolas chinas se ejercita esta tensión/relajación y la mujer podrá controlar este movimiento para disfrutar más cuando haga el amor. 

 

  • Un suelo pélvico fuerte para la tercera edad: con el paso de los años y la acción de la gravedad el suelo pélvico se va debilitando y nos podemos encontrar con problemas como la incontinencia urinaria o los prolapsos (desprendimiento de matriz, útero, vejiga o recto). Utilizar las bolas chinas ayuda a su prevención y proporciona un mayor control neuromuscular. 

 

  • Una mejor y más rápida recuperación durante el postparto: durante el embarazo nuestro suelo pélvico soporta por 9 meses el peso del feto y la placenta, lo que produce una distensión en los músculos. Las matronas y ginecólogos recomiendan su uso para mejorar la incontinencia urinaria de esfuerzo y recuperar la tonicidad. 

 

b2ap3_thumbnail_metronoticiascom.jpg

 Fuente: metronoticias.com.mx

Además de todo esto, las bolas chinas ayudan a lubricar mejor, ya que una musculatura tonificada aumenta el flujo sanguíneo y permite que la humedad se filtre por la paredes vaginales. 

Con el peso de las bolas y las vibraciones se realizan los conocidos ejercicios de Kegel de forma automática, por lo que irá mejorando el tono muscular.

¿Cómo se utilizan?

Hay mujeres a las que les cuesta utilizar este juguete porque sienten miedo al introducir por primera vez las bolas chinas en su vagina. Por eso recomendamos que para empezar encuentres un lugar propicio y te relajes, tomándote el tiempo que fuera necesario. Busca una posición que sea cómoda para introducirte las bolas chinas y ayúdate para ello de un lubricante de base de agua o de silicona. Ve utilizando la cantidad que consideres adecuada.

b2ap3_thumbnail_bolaschinascuerpo.jpg

Fuente: lineaysalud.com

Las bolas chinas se colocan como un tampón, empieza primero introduciendo una bola, con una mano, mientras con otra te abres los labios mayores. Recuerda que la dirección que deben seguir es hacia la espalda, y no hacia arriba. Si la bola no entra, puedes jugar con ella haciendo leves movimientos hasta conseguir su inserción. Una vez que has introducido la primera, haz lo mismo con la siguiente. Puedes empujar un poquito con el dedo índice para que quede dentro. El hilo debe estar fuera para tirar de él cuando quieras sacarlas. No te pongas nerviosa y date tiempo para encontrar el ángulo de inserción adecuado. 

 ¿Con qué frecuencia debo utilizarlas? 

Como con cualquier ejercicio físico se empieza de manera gradual. Puedes comenzar a utilizarlas todos los días unos 15 minutos y luego aumentar el tiempo, manteniendo siempre una higiene adecuada. Según los estudios al respecto, lo ideal es llevarlas media hora cada día, aunque también depende de cada caso. Pregunta a tu ginecólogo sobre lo más recomendable para ti. 

Para limpiarlas puedes conseguir un producto de limpieza específico para estos juguetes o bien usar jabón neutro con agua tibia y dejarlas secar al aire para evitar que queden incrustadas las pelusillas de la toalla o restos de papel higiénico.

¿Qué bolas chinas utilizo?

Existen diferentes variedades de bolas chinas en el mercado, con distintos pesos y tamaños. Nosotros recomendamos utilizar las fabricadas en silicona, por ser un material hipoalergénico y de textura agradable, aunque también las hay de látex. Es importante que el extremo que une las dos bolas esté recubierto también de silicona, ya que si fuera de hilo corre el riesgo de romperse por los flujos vaginales, que lo pueden ir deteriorando con el tiempo.

Si eres joven y principiante, o si has probado con un tamaño estándar y te has sentido incómoda, puedes empezar con un juego de una sola bola china, como el de Fun Factory, las Teneo Uno. O bien puedes hacerte con un pack de bolas chinas Lelo Mini, que incluye 4 bolas de diferentes pesos: 2 de 28 gramos y 2 de 37 gramos, y así podrás combinarlas e intercambiarlas. 

Pero nuestras favoritas por la relación calidad-precio son sin duda las SmartBalls de FunFactory, que te enamorarán por su diseño y comodidad.

b2ap3_thumbnail_5836308.jpg

También existen bolas chinas que solo tienen un uso sexual lúdico, como las de la colección de 50 Sombras de Grey que podéis utilizar para preparar la vagina y excitaros mutuamente.

Y recuerda: el uso de las bolas chinas mejora la relación de pareja, pues propicia que la mujer adquiera el *cocomordán, una técnica amatoria que enloquecerá a tu chico.

b2ap3_thumbnail_cocomordan.jpg

 Y tú, ¿estás pensando en utilizar las bolas chinas? ¡Déjanos tu opinión, dudas o cualquier otra consulta!

 

Calificar el artículo:
0
Blogger oficial de thefabsex.com. Me encanta jugar, experimentar, pasarlo en grande y... ¡luego contarlo!

Comentarios

ofertas

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Ya se han establecido cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.